Preview Mode Links will not work in preview mode

Mar 14, 2020

Cristo vence al Diablo con su sola presencia. Nuestra lucha contra el Demonio tiene tintes dramáticos, porque somos vencidos en muchas ocasiones. Debemos seguir las normas que los maestros espirituales nos han dejado durante siglos como tesoro de nuestra Iglesia católica. Y, sobre todo, "no cansarse nunca de estar empezando siempre" en este combate por la santidad